viernes, 29 de abril de 2011

Así es la Tierra vista por la gravedad


El satélite GOCE aporta un nuevo 'atlas' del planeta





La ley de la gravedad convierte a la Tierra en una bola de plastilina. Así es como se la ve en el mapa gravitatorio más completo que se ha hecho hasta la fecha y que fue publicado ayer por la Agencia Espacial Europea (ESA).

Este atlas ilustra cómo la fuerza de atracción de la Tierrano es igual en todas partes, sino que, dependiendo del grosor de la corteza terrestre o su composición, los objetos que hay sobre ella serán atraídos con mayor o menor fuerza. La diferencia es imperceptible para las personas, pero no para naves como el GOCE, un proyectil pacífico de cinco metros de largo que lleva dos años dando vueltas al globo.

La tierra abombada que ha visto el GOCE no existe. Es una representación que exagera las diferencias de gravedad entre, por ejemplo, Españay Brasil, dándolas relieve. Las zonas azules, aplanadas, son aquellas en las que la gravedad es menor, mientras que las abultadas, en amarillo, registran más atracción. "La Tierra no es así, sino como la ve un astronauta desde el espacio", advierte Miguel Sevilla, investigador del Instituto de Astronomía y Geodesia de Madrid y miembro de la red de investigadores que estudia los datos del GOCE. El nuevo globo chepudo se conoce como geoide y es el más preciso que se ha generado nunca. Permite calcular con precisión el movimiento de las corrientes oceánicas y la subida del nivel del mar, por lo que sus datos serán, a partir de ahora, "la referencia para cualquier estudio sobre el cambio climático", según Sevilla.

"En el siglo XVIII nos dimos cuenta de que la Tierra era achatada por los polos", comenta el ingeniero españolMiguel Aguirre, que diseñó la misión GOCE entre 1995 y 2001. "Con el lanzamiento de los primeros satélites se detalló que tiene forma de pera, porque está más achatada por un polo que por otro", añade. "Ahora comienza lo mejor, ya que los geofísicos deben estudiar esta patata y averiguar por qué tiene esta forma".

GOCE a poca altura
El Explorador de la Circulación Oceánica y de la Gravedad, o GOCE, es el satélite que más bajo ha volado nunca sobre la Tierra, indica Aguirre. Mantiene su órbita, a 250 kilómetros de la superficie, con unos motores eléctricos de diseño español. Su fuerza es la equivalente a la caída de unas gotas de agua sobre el suelo, lo suficiente para resistir la fuerza de atracción terrestre sin influir en sus sistemas de medición. Se trata de tres pares de pesas de platino que al sobrevolar el planeta captan variaciones en la atracción gravitacional con un detalle que nunca se había alcanzado. La acumulación de mediciones permitirá, por ejemplo, saber "qué parte de la subida del nivel del mar se debe a la temperatura y cuál se produce por el derretimiento de los polos", concluye Aguirre.

NUÑO DOMÍNGUEZ 



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por su comentario